Luis Enrique Mejía Godoy y Tierra Fértil en Ottawa:

¡Qué Gran Concierto!

Todo inició con una brevísima presentación y el tan esperado:  ¡ Y ahora con ustedes…   Luis Enrique Mejía Godoy!    El aplauso silencia a los murmullos para dar paso al primer tema de la noche:“Eran Treinta Con Él”, una preciosa epopeya dedicada al héroe Augusto C. Sandino,  así el cantautor nicaragüense y sus músicos establecen una sólida comunicación que desde su inicio se refleja en los rostros deleitados de una audiencia multicultural que llenó la sala del Sunrise Hall en la ciudad de Ottawa; tras un momentáneo reajuste técnico, la música sigue fluyendo, esta vez  Luis Enrique cubre su camisa de hilo negro elegantemente decorada con bordados y brocados tradicionales en blanco tras su guitarra color madera con que inicia un arpegio introductorio para su reconocida Venancia Pechos de Cabra… pelo de noche, Venancia… compañera campesina.


Las canciones se siguen una a otra en un programa que va hilvanado con mucha ternura, historias de vida contadas con la sólida voz de uno de los pilares de la Nueva Canción Latinoamericana.  Para Recordar, Palomita Guasiruca, La Flor de Pino, fueron llevando a los escuchas por los caminos de la leyenda musical del continente.  El material del nuevo disco fluye a través de canciones como Crucificados, Que Tiene La Música, Heridos De Amor. No podía faltar El Cristo De Palacagüina, o Congolí y Changó que nos llevan al corazón de la época del fulgor revolucionario que definiera a Nicaragua como un faro de esperanza latinoamericana.  El repertorio continúa cómo símil de las máscaras de la farándula, la picardía y la tragedia cotidianas se hacen presentes mediante Tus Pechos Son y Pobre La María.   En un punto prominente del programa Luis Enrique hace Cantora, un muy sentido homenaje a la inmortal Mercedes “La Negra” Sosa.

Río Coco Wangkí, nos lleva por la tradición del norte de Nicaragua, con Los Niños De La Guerra nos presenta el drama de la postguerra en tierras centroamericanas, luego nos remonta al misticismo mediante dos corrientes musicales en Walagallo y La Mora Limpia, para cerrar con broche de oro con Somos Hijos Del Maíz y Tengo América En Mi Voz. El público clama por más y en el primer retorno se da con la superafamada Nicaragua, Nicaragüita, siguen los nutridos aplausos lo que les hace retornar una segunda vez al escenario para interpretar El Caballito Chontaleño, un tema muy tradicional en una versión muy propia. ¡Qué gran concierto!

En su presentación en Ottawa, Luis Enrique se hizo  acompañar de Tierra Fértil, conformado por los excelentes músicos nicaragüenses Luis Manuel Guadamuz, en la primera guitarra y el bajo; Edwin Rayo “Rayito” en el sintetizador, y como invitado especial por el percusionista chileno radicado en Ottawa, Juan Luis Vásquez, quien con gran maestría se acopló al repertorio de la noche con las congas, cajón, bombo y percusiones menores. El sonido y montaje técnico estuvo a cargo de Tito Medina e Ixchel Medina-Hernández de Consensus Multimedia, con el apoyo de Salo Carrillo, Salomón Carrillo hijo, Lalo, Gabi, Petro y Carlitos. Gracias Salvador DJ Coreas por hacer cámara móbil. En la atención al público, participaron Cony Pérez, Najma, Antoine y Tikal. Jaime Marulanda y Carlos Morgado apoyando el despliegue de publicidad… El Restaurante La Cabaña nos deleitó con su comida típica.

Sandra Hernández, la coordinadora general del evento nos comenta “la respuesta del público fue mucho más de lo que esperábamos, el local se abarrotó lo que conllevó a que algunos asistentes tuvieran que presenciar de pié el espectáculo. Qué alegre que todos se quedaron hasta el final del concierto porque a pesar del calor, Luis Enrique siempre da todo de sí para mantener fascinada a su audiencia, y según los comentarios de los asistentes, sabemos que lo disfrutaron muy bien, como alguien dijo: Fué un evento carismático.”

Y agrega: “Dada la trayectoria artística de Luis Enrique Mejía Godoy y el aprecio que personalmente le tenemos, lo que más quisiéramos es presentarlo en un local que corresponda más a su categoría internacional, pero aún  tenemos poco acceso como minorías étnicas a las salas más elegantes del arte en Ottawa, los costos se elevan prohibitivamente, limitando exageradamente las posibilidades de realización y de recaudación, lo que no nos permitiría el objetivo de apoyar proyectos humanitarios. Dicho lo anterior, no quiere decir que nuestra producción no sea comparativa con los eventos que se realizan en esas salas inaccesibles, en términos de luz y sonido el concierto no tenía nada que envidiar.  Al respecto de esto, la periodista Celeste Mackenzie que asistió al concierto, me comentaba que nunca se imaginó que se pudiera lograr tan buen sonido en este tipo de salas. Gracias al apoyo voluntario de muchas personas bienintencionadas de la comunidad es posible la producción de este tipo de eventos con altísima calidad.

“Es muy agradable sentir la participación desinteresada de muchos miembros de la comunidad en la venta de boletos, el apoyo de los pequeños comercios latinos ha sido fundamental, gracias a Mercado Latino, El Tucán, La Colonia, Girol Books, Conversa, Café Justicia, Folklore Centre, a Danza Nicaragua Mía, al Comité de Apoyo Al Bajo Lempa, a la Asociación de Mujeres Salvadoreñas  y a las comunidades centroamericanas”.

Además del éxito artístico de la velada, el concierto recaudó casi Mil Ochocientos Dólares después de costos generales, lo que serán aunados a la Campaña Todos Por Guatemala todosporguatemala.org convocada por el Guatemala Community Network que en total ha recaudado más de 18 mil dólares en varias ciudades de Ontario y Montreal en el Quebec.

A los interesados en seguir apoyando al Comité Campesino del Altiplano en Guatemala por favor comunicarse con Education In Action http://education-in-action.squarespace.com/ y además seguir comprando Café Justicia http://cafejusticia.ca/ elaborado orgánicamente y cuyos fondos van directamente a campañas de solidaridad y sostenibilidad en Sololá, una de las áreas más afectadas por la tormenta tropical Agatha.

Gracias Luis, por darnos el gusto de escucharte en vivo y por permitirnos a la vez mantener viva la solidaridad humana entre la gente de este diverso continente.

Leave a Reply

Your email address will not be published.