En memoria de Víctor Manuel Caxaj Rodríguez

“Hay hombres que luchan unos años, y son buenos

Hay otros que luchan mucho tiempo, y son mejores

Hay otros que luchan toda la vida, esos son los imprescindibles!”

Bertolt Brecht

Victor Caxaj era uno de estos últimos! Con su corazón lleno de amor, fuego pasión coraje, consciencia y acero, Victor vivió cerca de sesenta y tres años y once meses buscando el sueño de la construcción de un mundo mejor para todas y todos.

Desde muy joven manifestó su carácter, alegre, apasionado y rebelde dejando en cada quién que le conoció un recuerdo inolvidable. Era el segundo hermano mayor de seis hombres y dos mujeres, a quienes cuidó con tanto amor, alegría y creatividad. Victor y Vilma, su esposa, se amaron inmensamente construyendo una familia donde el amor, la justicia y el balance están al centro. En todos los papeles que Victor jugó: cómo hijo, hermano, compañero, maestro, esposo, padre, tío, cuñado, abuelo, y activista político transmitió con cariño y humildad sus valores.

Tanto en Guatemala como en el exilio en Canadá dio su pasión y compromiso por participar en las luchas por la emancipación de Guatemala, Centro América, Latino América, Cuba…

Aunque a Victor lo despedimos el 24 de Octubre a la hora de la caída del sol, él es de los hombres que nunca se olvidan. Lo recordaremos con su corazón de amor y acero, con  su bella y alegre voz, con su melodiosa guitarra,  armonioso acordeón y su inmensa pasión luchando y viviendo de acuerdo a sus valores.

Hoy recordamos las palabras de Carlos Leonel Caxaj Rodriguez que se hacen tan claras cuando pensamos en Victor: “Los héroes y los mártires no se lloran, se imitan”. Victor Manuel Caxaj Rodriguez… ¡Presente!

Imgp1851