COMUNICADO DE LA PASTORAL DE TOTONICAPÁN

Comunicado de la zona Pastoral de Totonicapán

Arquidiócesis de los Altos, Quetzaltenango – Totonicapán.
Con ocasión de los hechos ocurridos el 4 de octubre 2012 en el Km 170, Sector Alaska, de la ruta interamericana.
Totonicapán 06 de octubre 2012.

Los sacerdotes de la zona pastoral de Totonicapán, ante los trágicos sucesos acaecidos el pasado jueves 4 de octubre que trajeron como consecuencia al menos 8 personas fallecidas y un número mayor de heridos, declaramos:

1. Sentimos como nuestro el sufrimiento profundo de nuestros hermanos y hermanas de nuestro pueblo y nos solidarizamos con ellos haciendo nuestro su dolor.

2. Acompañamos sinceramente en su dolor a los padres y madres, a los hijos e hijas de los muertos y pedimos para ellos la ayuda que están necesitando y urgimos a nuestras autoridades nacionales y cantonales que se hagan presentes con la ayuda que en justicia les debemos.

3. Pedimos a los miembros de las parroquias que se organicen para que estos hermanos que tienen necesidad sean ayudados por la generosidad de todos.

4. Reconocemos y proclamamos que nuestro Dios es Dios de la vida y no de la muerte, porque Él y sólo Él es Vida, Señor y dador de vida. Por eso decimos claramente que Dios no ha querido este sufrimiento para nadie.

5. Exigimos una investigación creíble y no plagada de contradicciones como las que hasta este momento han sido la versión oficial del gobierno: “iban desarmados… dispararon al aire, etc.”

6. Denunciamos la responsabilidad del gobierno en esta masacre por enfrentar una manifestación ciudadana con soldados armados. Este es el fondo de la cuestión. Y prevenimos que no se vaya a culpar solamente a personas particulares como un agente de seguridad o soldados en lo individual que resulten siendo chivos expiatorios para excusar al gobierno de la progresiva militarización a la que se está llevando al país. Y pedimos a nuestras autoridades políticas y judiciales que sean honrados y valientes al descubrir y castigar como es debido a los culpables. El pueblo lo necesita y lo está pidiendo a gritos.

7. Llamamos la atención de que no sólo se trata de un hecho coyuntural sino de una política de estado respaldada por grupos de poder que discrimina a los pueblos indígenas y no atiende con respuestas concretas a sus necesidades básicas.

8. Defendemos el derecho de los 48 cantones a manifestarse para ser oídos y atendidos prontamente en sus demandas siempre que esa manifestación responda a los intereses de sus bases, sea pacífica y no exponga a su gente a la muerte.

9. No olvidamos que la paz es fruto de la justicia (Isaías 32,17), por eso exhortamos vivamente a la paz, la concordia y el diálogo. Llamamos la atención de que “no hay paz sin justicia social”. Exhortamos a nuestras comunidades a convertirse en constructoras de paz.

10. Pedimos para nuestros muertos no sólo el recuerdo y la justicia sino también la vida eterna que Jesús nos ganó y nos prometió.

11. Agradecemos a todos los decanatos de la Arquidiócesis de Quetzaltenango y Totonicapán por su solidaridad al igual que a la Conferencia Episcopal de Guatemala por el comunicado emitido en esta ocasión.
Firman:

P. Luis Gregorio Bautista Gómez
Parroquia Santiago el Mayor, Momostenango.

P. Boris Ivan Macario Xicará.
Parroquia San Bartolomé Apóstol, San Bartolo Aguas Calientes.

P. Mario Adolfo Domínguez
Parroquia San Francisco, San Francisco el Alto.

P. Max Ozuna Ortega; P. Jesús Arrondo; P. Víctor López.
Parroquia San Miguel Arcángel, Totonicapán.

P. Ignacio Blasco; P. Manfredo López Bautista.P. Ricardo Falla;
Parroquia Natividad de la Virgen María, Santa María Chiquimula.
P. Juan Pos Sacalxot
Parroquia Santa Isabel de Hungría, San Vicente Buenabaj.

P. Aparicio Vicente Ixmay.
Parroquia Santiago Apóstol, San Cristobal Totonicapán.

P. José Vaquiax Cuat.
Parroquia San Andrés Apóstol, San Andrés Xecúl.

P. Juan Damiani Ovalle Elías
Parroquia de Santa Lucía Virgen y Mártir, Santa Lucia la Reforma.